El cultivo del plátano en La Palma

“La platanera, el único mato que camina”. El día del corte de la fruta se reúnen bien temprano, en parejas. Uno corta el racimo que el otro apoya en su hombro y después llevará al almacén. Un trabajo sencillo pero duro, que constituye el resultado final de muchos cuidados que ha tenido la planta hasta ese momento. En La Palma es posible ver grandes extensiones de plataneras, especialmente en zonas costeras tanto del este como del oeste de la isla. Un monocultivo con sus pros y sus contras que, junto con la llegada del turismo, ha sido el auténtico motor económico de la isla en el último medio siglo

Mapa sonoro La Palma