Los puros palmeros

Del Caribe vino esta planta, con sus hojas grandes como pergaminos. En la isla encontró manos amorosas dispuestas a acogerla. Que la mimaron y sembraron. Que la cosecharon y curtieron. Y que le dieron la forma óptima para que, en contacto con el fuego, ayudara a evocar de nuevo sus historias antillanas. “En su empeño laboral este pichón de palmero guanche antillano, sitiero, pone en la vega su alma y une a Cuba con La Palma. Mago, Indiano, Conuquero“.  Con este “guajiro” se retrata la intensa relación que hay entre la artesanía tabaquera palmera y cubana, desde sus orígenes hasta la actualidad. Una tradición purera arraigada en el pueblo palmero, de padres a hijos, de abuelos a nietos.

Mapa sonoro La Palma